No me digas que no

Cuando alguien te quiere pero tu no le correspondes no es fácil decir que no sientes lo mismo por él. Nos cuesta una inmensidad decir que no podemos sentir lo mismo y usamos otras formas que nos son más cómodas, damos largas y empleamos la típica frase: Estoy ocupado, pero ya hablamos   Y seguimos…