Trastorno de la personalidad por evitación

No podría decir cuando empece a tener miedo a relacionarme con los demás porque des de que recuerde me produce ansiedad entablar relaciones con personas desconocidas. Cuando era adolescente e iba al instituto, pensaba comentarios, en mi casa,  que podrían resultar graciosos para utilizarlos más tarde con mis compañeros de clase.  No quería parecer diferente o que me dieran de lado por ser tan rara. Luchaba por ser aceptada por ellos pero en realidad solo conseguí abrirme a una chica. Ella parecía no juzgarme, me escuchaba e intentaba darme consejo para ser más sociable. Ella es la única persona que he considerado mi amiga realmente durante todo este tiempo porque con ella no tengo miedo a ser juzgada y me puedo mostrar tal y como soy, sin apariencias y sin mascaras.

Siempre he querido ser aceptada por los demás pero reconozco que no he sabido relacionarme con ellos, no soy graciosa, mis comentarios no suelen ser ingeniosos y solía pasar desapercibida. No poder crear nuevos vínculos amistosos, me hace sentir diferente a los demás, porque día a día, veo como personas de mi entorno mantienen conversaciones con otras personas e interactúan sin dificultades. No parece nada complicado para ellos pero para mí es un mundo. Me siento inútil por no lograrlo aunque me esfuerce en situaciones diferentes.

Todos los errores o intentos que he cometido han ido minando la imagen que tengo de mi misma, cada vez soy menos capaz de hablar o mantener una conversación con alguien que no conozca bien. Dudo que aquello que yo pueda decir sea interesante para los demás pues ellos estan en otro nivel  más sofisticado y su capacidad intelectual o social les llevan a realizar comentarios mucho más profundos o ingeniosos. Esta situación ha hecho que cada vez mi entorno se haya ido reduciendo hasta quedar en un conjunto de personas que me producen confort y bienestar, mis padres, mis hermanos y mi amiga del instituto que sigue preocupándose por mi cada día. Ellos son mi mundo, mi libertad mi destino, mi vida 

Sé que esto no es saludable porque no puedo perderme tantas cosas, no puedo dejar de sentir por mi temor a no saber relacionarme, a ser rechazada por los demás, a no controlar las situaciones sociales. Por ello gracias al ánimo que me infunde cada día mi familia he decidido empezar una terapia con un psicólogo especialista en trastornos de la personalidad.

Esta narración ficticia podría ser el relato de una persona con trastorno de la personalidad por evitación. Trastorno que tiene una prevalencia en la población normal de un 0.5% a un 1% y en la clínica de un 10% y que, por tanto, consta de gran importancia psicológica en nuestra sociedad.images

 El trastorno se caracteriza por ser un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes ítem:

1. evita trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante debido al miedo a las críticas, la desaprobación o el rechazo.
2. es reacio a implicarse con la gente si no está seguro de que va a agradar.
3. demuestra represión en las relaciones íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado.
4. está preocupado por la posibilidad de ser criticado o rechazado en las situaciones sociales.
5. está inhibido en las situaciones interpersonales nuevas a causa de sentimientos de inferioridad.
6. se ve a sí mismo socialmente inepto, personalmente poco interesante o inferior a los demás.
7. es extremadamente reacio a correr riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades debido a que pueden ser comprometedoras.

En la actualidad, las técnicas que más se utilizan en este trastorno son, la exposición gradual de las actividades temidas, restructuración cognitiva, entrenamiento en habilidades sociales y técnicas destinadas a mejorar la autoestima.

“No tengas miedo de los cambios lentos, solo ten miedo de permanecer inmóvil”. Proverbio chino. 

Escrito por Inés Català Borredà

Inés Català Borredà

Licenciada en psicología
Máster en Psicopatología, neuropsicología y salud

Un comentario de “Trastorno de la personalidad por evitación

  1. Muy buenos los artículos de esta web pero con este en concreto no estoy de acuerdo. Explico el por qué:

    Mi hijo sufre trastorno por evitación y es una persona abierta (no como se describe en este articulo), no es nada tímido y tiene muchos amigos e incluso novia. Este trastorno le empezó hace años en el colegio, cuando él tenía unos 10 años. Tenía profesores muy inhumanos que ridiculizaban a niños que no habían hecho los deberes o si estos no estaban hechos correctamente, por poner un ejemplo, no les permitían errores de ningún tipo y eran muy exigentes hasta el punto de hacer llorar a los alumnos y no importales nada (creo que la etapa infantil es muy importante). Él era muy buen estudiante pero empezó a nos serlo, a temer el hecho de sentarse en la mesa en casa para hacer los deberes, usaba cualquier excusa para evitarlo, y no sólo con los estudios si no con todo en general. Sufría mucha ansiedad y miedo atroz a los exámenes y por ello negarse a ir y demás…(solo hablo de sus orígenes). Hoy día esta en la universidad y sigue padeciendo este trastorno, no solo por temas de estudios, también tareas de casa, quedar con esa persona que hace tiempo que no ve y etc. Si la tarea no esta perfectamente hecha o él ve que no va a poder hacerla al 100% o que no va a llegar ‘a todo’ la evita.
    La verdad que es un problema serio y hay muy poca información acerca de este trastorno y su cura, y creo que mucha gente lo padece, esto es lo que me ha faltado en este artículo nada más. Aprovecho para felicitar por su gran labor a quien lo ha escrito.
    Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *