The Savants

Savants o Síndrome del Savio

En la sociedad actual, un mayor coeficiente intelectual va ligado a una inexplicable sensación de éxito en la vida. Parece ser que la inteligencia es la clave para tener una carrera brillante.

El síndrome del Savio o Savants esta formado por una serie de características cognitivas asociadas a capacidades mentales prodigiosas.Estas personas poseen capacidades ‘especiales’ que les permiten leer una página en 8 segundos, retener más cantidad de información, mayor capacidad artística, entre otros.

¿Qué diferencia a estas personas que son consideradas más prodigiosas? Por alguna razón física y anatómica su cerebro funciona diferente a la media poblacional permitiendo un mayor uso de las estructuras y una mayor eficiencia en ciertas áreas.

No todos los aspectos son positivos, también poseen debido sus estructuras cerebrales.

 

El cerebro de los savants

Todos los casos de los que la ciencia ha conseguido obtener evidencias muestran una ‘lesión’ o ‘hipofunción’ del hemisferio izquierdo o un fallo en la comunicación entre ambos hemisferios cerebrales.

14485059023_27bbac5b4dEl hemisferio izquierdo, se encarga de las funciones más racionales y lógicas y también del lenguaje. Lleva a cabo las tareas analíticas, razonamientos lógicos, deducciones.. y también acoge las áreas del lenguaje Broca y Wernike entre otras funciones.

El hemisferio derecho se encarga de las funciones más artísticas y el pensamiento abstracto. Es la parte cerebral más creativa e imaginativa. Este hemisferio es el ‘dominado’.

El hemisferio izquierdo es dominante en la mayoría de individuos, lo que nos permite una conducta racional y lógica para un mejor funcionamiento social. ¿Qué pasa cuando este sufre una lesión?

Es conocido el hecho de plasticidad neuronal que provoca que ante un déficit de una función otra región cerebral se encarga de ella para permitir el funcionamiento. En el caso de los savants, ocurre lo mismo. Una lesión en dicho hemisferio permitiría liberar al hemisferio derecho de la represión para que se expresase de una manera más libre. Por otra parte, este hemisferio deberá compensar las funciones que se han visto afectadas.

La teoría sería muy simple si pudiéramos lesionar ciertas funciones del hemisferio izquierdo y convertirnos en genios pero no dejaríamos de tener dificultades en otros campos. Muchos de estos ‘savants’ sufren enfermedades psicológicas como el autismo.

 

Características

Estas personas suelen destacar en funciones concretas de pensamiento lógico y racional. Su capacidad de abstracción es mayor debido a esta hiperfunción del hemisferio derecho.

Se han registrado casos con habilidades como : tocar el piano perfectamente sólo con oírlo, dibujo, escultura, agilidad mental para el cálculo matemático, mecánica, capacidades visoespacioales, etc.

Hay otro tipo de habilidades menos comunes como el aprendizaje de múltiples lenguas (debido a su gran capacidad memorística), sentidos hiper desarrollados, cálculo del paso del tiempo o conocimiento de áreas específicas.

Destacan en una infinidad de características sobretodo visoespaciales y memorísticas. Se han registrado casos de pacientes capaces de dibujar un mapa de una ciudad con solo verlo en tres segundos. Incluso pacientes capaces de leer y recordar más de 12.000 libros.

Todas estas características se asocian con una hipofunción del hemisferio izquierdo que permite una menor dominancia en el hemisferio izquierdo. En otros pacientes, la lesión se producía en el cuerpo calloso (conexión entre hemisferios) provocando el síndrome de ‘cerebro doble’. Al eliminarse la comunicación, no existe dominancia.

 

¿Cuáles son las características negativas?

El cerebro es sabio y no puede funcionar correctamente si hay una lesión o hipofunción. Los savants, tienen dificultades en muchas áreas:

  • Malas habilidades sociales
  • Autismo o Asperguer asociados
  • Déficits en el habla
  • Descompensación en la distribución
  • Bajo CI
  • Afectación del entorno
  • Alteraciones conductuales
  • Rasgos físicos

 

Casos famosos

El más célebre es el caso de Kim Peek (Rain Man – 1988), nació con macrocefalia y un daño permanente en el cerebro. A pesar de todo, poseía una capacidad memorística asombrosa. Podía leer una página en 8 segundos pero poseía un intelecto inferior.

Richard Wawro, destacó en el área artística. A los 12 años elaboró su primera obra maestra.

Derek Amato sufrió el síndrome por un accidente. Después de la lesión desarrolló una habilidad extraordinaria para la música.

Orlando Serrell sufrió un accidente con una pelota de béisbol a los 10 años. Después de la lesión realizaba cálculos de calendario asombrosamente complejos. Recordaba exactamente los días y qué había hecho en cada uno de ellos.

Daniel Tammet, es uno de los casos más peculiares dado que no sufre incapacidades mentales. De pequeño sufría epilepsia y síndrome de asperguer (Nacido en un día azul). Posee una habilidad sorprendente capaz de memorizar los dígitos del numero PI en una semana. También aprendió 11 lenguas (entre ellas las más complejas del mundo).

Estos sólo son ciertos casos que he seleccionado, no hay muchas personas diagnosticadas o de las que se conozcan sus habilidades pero hay más ejemplos de personas virtuosas con este síndrome.

 

 

La ciencia actualmente

Muchos científicos que trabajan con este tipo de pacientes estudian qué tipo de lesiones provocan estas habilidades. Un conocimiento en profundidad del funcionamiento y estructuras modificadas de estas personas podría ayudar a modificar y aumentar nuestra capacidad sin eliminar ciertas capacidades que nos ayudan en el día a día.

Por lo tanto, un mayor conocimiento de estos casos (entre muchos otros) podría ayudar a una mejora intelectual de nuestro cerebro para crear humanos de nueva generación.

Estas modificaciones estructurales y funcionales del cerebro podrían desarrollarse en un futuro gracias a los avances científicos. Aun así, falta algún tiempo y hay otros efectos que desconocemos.

 

maxresdefault

 

“El cerebro humano es como una máquina de acuñar moneda. Si echas en ella metal impuro, obtendrás escoria; si echas oro, obtendrás moneda de ley.” (Santiago Ramón y Cajal)

Escrito por Cristina Pérez

Cristina Pérez

Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona con mención en clínica de adultos. Experiencia con pacientes con TCA y Hospital de Día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *