La Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados.

Prueba a hacer una cosa: coge una bolsa no muy grande. Ábrela y respira en ella durante 30 segundos lo más rápido que puedas (aproximadamente serán unas 40 inspiraciones y 40 exhalaciones). Si has llegado hasta los 30 segundos, habrás empezado a notar cómo te faltaba el aire. Estabas deseando sacar la boca de la…