Envidia

Seguramente habéis escuchado en más de una ocasión: ¡vaya qué bien! ¡Me alegro por ti que envidia más sana me das! MENTIRA. Si una persona se alegra por ti no puede sentir envidia. La envidia no es sana la envidia corroe y saca nuestro peor lado. Por ello, supongo, que comúnmente se la conoce como…