¿Quién eres? El proceso de Autoconocimiento

¿Alguna vez te has preguntado quién eres? Mirando dentro de ti, ¿podrías decir que conoces cada aspecto? O ¿quizás sabes quién te gustaría llegar a ser?

Es una pregunta complicada a la que normalmente no prestamos mucha atención. Las personas nos esforzamos por aprender muchas cosas, estudiamos, aprendemos en nuestros trabajos, leemos libros, aprendemos de otras personas, pero no siempre aprendemos de nosotros mismos.

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”

Por norma general las personas creemos conocernos a nosotros mismos, creemos saber quién somos en realidad y creemos que otras personas no nos conocen realmente, pero ¿Y si estamos equivocados?

Un error muy común es confundir lo que somos con lo que hacemos. Todas las personas hemos experimentado alguna vez cómo al preguntar a alguien ¿quién eres? nos contesta comentándonos su profesión o dándonos algún detalle genérico. El trabajo no es lo que te define, es una parte de tu vida que te aporta experiencias y vivencias pero no debería ser la definición de tu persona. Este error es lo que conlleva que muchas personas terminen haciendo cosas que no desean simplemente para seguir siendo lo que dicen ser. Además, es tremendamente importante ser cuidadosos con la imagen que queremos mostrar, ya que en ocasiones terminamos olvidando quienes somos.

El autoconocimiento se puede definir como un proceso mediante el que la persona se conoce a sí misma, un proceso introspectivo en el que nos abrimos hacia lo más hondo de nuestro ser y encontramos nuestro verdadero yo. Nosotros somos consecuencia de todo lo vivido, de nuestras emociones, pensamientos y de las personas que pasan por nuestra vida, sin importar si todas estas vivencias son buenas o malas. Todo ello forma parte de lo que actualmente somos.

quiensoyEl autoconocimiento constituye una de las partes importantes de la inteligencia emocional. La inteligencia emocional es  la capacidad humana de comunicarnos con nosotros mismos y con los demás. Constituye una forma de entender y trabajar nuestras emociones en relación con el mundo y una herramienta para aprender a manejarlas a través de las distintas situaciones de la vida.

Por tanto, podemos decir que el autoconocimiento está relacionado con esta parte emocional, no solo podemos conocernos a nosotros mismos sabiendo que nos gusta, cómo nos comportamos o cuales son nuestros valores, sino que también es importante pensar sobre cómo nos sentimos en cada momento. Una persona consciente de lo que siente puede enfrentarse a las situaciones con más control y esto no solo afectará a su comportamiento y a su forma de enfrentarse a los problemas, sino que también influirá en las relaciones con las demás personas.

Considero que es tarea imprescindible realizar este tipo de reflexiones, sobre todo en determinados momentos de la vida. El proceso de autoconocimiento nos proporciona estabilidad, nos proporciona control y seguridad en nosotros mismos. En muchas ocasiones el malestar que sentimos es debido a la falta de conocimiento sobre nuestra persona, lo que nos lleva a hacer cosas que no queremos hacer o a pensar cosas que en realidad no deberíamos pensar. Este proceso no solo nos permite conocer porque actuamos de determinada manera, sino también porque sentimos miedo, porque mantenemos ciertas creencias, el porqué de nuestras preferencias, de nuestras expectativas, etc.

El autoconocimiento nos hace consciente de las partes positivas y de las negativas, por ello se encuentra íntimamente ligado al autoestima. La autoestima es el conjunto de juicios sobre nosotros mismos, es el concepto global que tenemos de nosotros mismos y que está  a su vez relacionado con la valía personal y las experiencias vitales.

“El que mira hacia afuera, sueña;

 el que mira hacia dentro, despierta”

Comenzar a conocerse a sí mismo puede ser un proceso difícil, que requiere esfuerzo y dedicación y que por esta razón las personas tendemos a evitar. Una vez comenzado, podrás descubrir cómo el proceso es mucho más sencillo de lo que resultaba inicialmente.

Todas las personas tenemos parte de nuestro ser que no nos gustan, pero el objetivo no siempre es cambiarlas, antes de eso es necesario aceptarlas. Si una vez aceptadas somos  plenamente conscientes de ello y nos gustaría tomar un camino hacia el cambio, es el momento de hacerlo.

Esto no consiste únicamente en aceptar nuestros defectos, también consiste en aceptar nuestras emociones, pensamientos y sentimientos. Todo aquello que forma parte de la conciencia y el saber sobre nosotros mismos.

Es importante tener presente que el proceso de autoconocimiento es profundo, es lento  y puede ser doloroso. Una vez avanzado el proceso nos permite ser nosotros mismos, sin máscaras y sin ataduras, nos permite saber quién somos, como nos sentimos y porqué lo sentimos. Nos permite lograr, hacer y deshacer; nos permite avanzar, cambiar y descubrir.  Después de leer esto…. ¿te apetece descubrir quién eres?

Escrito por Nerea Monje Carracedo

Nerea Monje Carracedo

Psicóloga sanitaria en centro privado.
Licenciada en psicología con mención en Psicología Clínica. Máster en psicopatología y salud.
Miembro de la Asociación Científica de psicología Conductual y Contextual ACPCC.

3 comentarios de “¿Quién eres? El proceso de Autoconocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *