Patología Dual

Hoy en día, el concepto de Patología Dual aún es un tanto desconocido entre la sociedad. Cuando preguntas a la patolog-dual
gente, qué entiende por enfermedad mental, todos, en mayor o menor medida pueden hacer una definición acertada sobre lo que es. Éste resultado no es el mismo con el concepto de Patología Dual.

Entonces… ¿qué es la Patología Dual?

Es la presentación simultánea en un mismo individuo de una patología psiquiátrica clásica y una patología adictiva, entendiendo patología adictiva a una adicción a sustancias químicas o adicción comportamental.

El termino y también el concepto, fue acuñado en España por el profesor de Psiquiatría Miguel Casas, quien indica que  “no es una concurrencia casual o al azar y que la adicción no es un vicio” (Casas, 2000). Según afirma el Catedrático Miguel Casas, la Patología Dual es la psiquiatría del futuro, ya que actualmente el 70% de los pacientes son duales.

Un paciente con patología psiquiátrica, sobre todo crónica, comienza el consumo de sustancias por diferentes motivos, por aliviar los síntomas de su enfermedad, lo que llamamos conductas de automedicación o por sentirse igual que el resto de personas, entre otras causas. Pero lo cierto es que una persona drogodependiente también puede desarrollar una enfermedad mental a causa del consumo de estas sustancias químicas.

Si nos centramos en el abordaje terapéutico, nos encontramos con ciertas dificultades, ya que suele ser complicado encontrar el tratamiento correcto para cada paciente. Aún así, se dispone de 3 tipos de modelos terapéuticos para abordar esta problemática.

El más común es el tratamiento secuencial, donde se empieza tratando la patología psiquiátrica o la drogodependencia, para luego tratar la otra. El orden de elección  depende de diversos factores, como puede ser la preferencia del clínico o la magnitud de los trastornos.

Otro tipo de tratamiento es el paralelo, en el que el paciente está implicado simultáneamente en programas o recursos de tratamiento de Salud Mental y de Drogodependencias. En este caso, el grado de coordinación entre ambos tratamientos suele ser variable e insuficiente.

Por otro lado, el tratamiento integrado, combina recursos terapéuticos tanto de la de de Salud Mental como de la de Drogodependencias en un programa de tratamiento unificado para pacientes con trastornos duales. Éste se considera el tratamiento de elección.

Por mi experiencia profesional, la mayoría de pacientes con éste tipo de trastorno, tienen innumerables quejas del descontrol que les supone la poca o nula coordinación de los diferentes servicios/recursos a los que acuden.

Por un lado, han de acudir al psicólogo de la seguridad social, el cual le visita cada mucho tiempo. Por otro lado, acudir al psiquiatra y por otra parte, a la Unidad de Conductas Adictivas.

Según refieren, al final vuelven a casa con diferentes pautas, de diferentes profesionales y les cuesta encajar o fusionar todo lo que se les dice. Sin contar con la poca motivación que muchos de éstos pacientes tienen hacia el cambio o mejora.

Por eso, un tratamiento integrado, donde los diferentes profesionales trabajen juntos para y por el paciente, es el tratamiento de elección de hoy en día.

En definitiva, hay que entender que la adicción no es un vicio, sino que entra en juego la vulnerabilidad de la persona, y que la patología dual es la patología del futuro, teniendo que ser abordada de manera integral y lo más tempranamente posible por un equipo multidisciplinar.

Escrito por Yasmin Shehadeh Alandete

Yasmin Shehadeh Alandete

Licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia.
Habilitada como Psicóloga General Sanitaria.
Actualmente y desde hace 8 años, trabajo como Integradora Social en San Juan de Dios, Servicios Sociales, con el colectivo de personas en situación de sin hogar con patología dual.
Preparando las oposiciones para Psicólogo Interno Residente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *