¿Mi ego está en consonancia con mi esencia?

Yo trato de sentir y escuchar a mi esencia para procurar que mi ego se adapte a sus deseos y necesidades.          ¿Tú “hablas” con tu esencia?

Nuestra esencia está en nosotros desde que existimos, es innata (nos creamos con esencia).

Nuestro ego viene a ser la identidad que gestiona nuestra mente e influye en el análisis de la información para posteriormente generar la conducta. Es el conjunto de los aspectos de nuestra personalidad y sus componentes que hemos ido generando y que están presentes en nuestra mente. Se va construyendo, formando y alimentando con nuestra experiencia. Por esto nuestro ego dispone de diferentes papeles o representaciones en base a las posibles circunstancias, acontecimientos o situaciones con las que se vaya “enfrentando”. Realmente su intención es siempre positiva, ya que en cierto modo su función es la de protegernos y velar por nuestra “supervivencia”.

CaraEEPero si permitimos que el ego se apodere del “control total”, tratando de protegernos desde el miedo sin estar alineado con nuestro yo esencial, probablemente estemos perdiendo nuestro equilibrio, nuestro centro y nos alejamos de la sabiduría.

Por lo tanto es importante preguntarnos: ¿Mi ego está en consonancia con mi esencia?

_______

Para tratar de ayudaros en la respuesta, vamos a profundizar un poco más. El ego es como una vocecita mental que dispone de varios disfraces para nuestra interactuación social, pero es importante ser consciente de si esos disfraces realmente nos permiten fluir o si nos sirven de escaparate y realmente están inhibiendo nuestra esencia auténtica. Este ego es el resultado de cada una de las percepciones que vamos experimentando, alimentado por la educación de los padres, el colegio, las amistades, la sociedad, y otras posibles interacciones. Estas experiencias nos van generando informaciones de memoria o programas que se almacenan en nuestra mente para poder actuar en posibles circunstancias similares en el futuro. Es decir, en función de si el acontecimiento vivido ha sido desagradable o agradable se pueden construir en nuestra mente dos tipos de creencia:

  • Creencia limitante, cuando el acontecimiento ha sido desagradable.
  • Creencia potenciadora, cuando el acontecimiento ha sido agradable.

Partiendo de la creencia limitante, nuestro instinto de supervivencia hace aflorar nuestra conducta evitativa para no tener que afrontar de nuevo posibles situaciones que ahora ya hemos etiquetado y almacenado a nivel mental como desagradables. Ahora bien, debemos de ser conscientes que esta conducta evitativa puede ser, además, desadaptativa para nuestro entorno deseado y no estar “abrazando a nuestra esencia”, por lo que realmente está potenciando nuestra creencia limitante asociada y, a la vez, refortaleciendo la evitación o el miedo ante el acontecimiento o situación. Por otro lado, la creencia potenciadora nos hará desear encontrarnos y manejarnos nuevamente con posibles acontecimientos y situaciones similares a los percibos como agradables.

En la esencia tenemos todo lo que realmente es propio, mientras que en la personalidad y el ego todo lo que hemos idoFotoEE o nos hemos permitido ir incorporando. Por lo tanto, nuestra sabiduría precisa de que nuestro ego con sus creencias y nuestra esencia se encuentren en consonancia y armonía. El ego no debe de vivir y alimentarse a expensas de la esencia, ya que es en ésta donde se haya nuestra potencialidad y cualidades innatas. En definitiva, vale la pena tratar de percibir y sentir si mi ego está siendo un ego traicionero con mi esencia o si mi ego y mi esencia se respetan y abrazan, y realmente son verdaderos “compañeros de viaje”.

A partir de aquí, tal vez tomemos consciencia de que nuestra esencia nos pide conservar nuestras creencias potenciadoras, adaptar nuestras creencias limitantes y, por lo tanto, lograr fluir desde verdaderas creencias esenciales.

En este caso, el trabajo que hemos realizado ha sido de deconstrucción de nuestro EGO, mediante el desmontaje de conceptos o de construcciones intelectuales por medio de su análisis, mostrando así contradicciones y ambigüedades. A la vez que hemos logrado desarrollar nuestra potencialidad y espiritualidad para sentir, pensar y actuar en coherencia con nuestra esencia.

El niño cuando empieza a jugar desde su esencia busca el aprendizaje y la diversión, pero a medida que crece el ego se manifiesta (toma el control) y persigue el ganar, lo que a veces llega incluso a inhibir la diversión.

niñoenjoyFinalmente, os invito a que sintáis si vuestras situaciones o acontecimientos importantes los estáis afrontando “remando” principalmente con la energía de la creencia del ego o con la energía de la creencia esencial.

 

“No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a encontrar la respuesta dentro de sí mismo”.

Galileo Galilei

Muchas gracias,
xavi martí

Escrito por xavi martí

xavi martí

Psicólogo, Kinesiólogo educativo y Coach personal

Psicólogo colegiado, con orientación cognitivo-conductual, humanista, constructivista y mindfulness.
Asesor técnico en Kinesiología Psicoenergética, Instructor autorizado de Brain Gym® (Kinesiología Educativa).
Coach certificado por Essential Institute (alineado con los criterios de certificación de la ICF).
Curso CP-1 en BioNeuroEmoción (Biodescodificación), por el Instituto Español de BioNeuroEmoción (ieBNE).

Y sobre todo, padre de familia !!!

3 comentarios de “¿Mi ego está en consonancia con mi esencia?

  1. Para que mi ego y mi esencia dancen juntos tengo que detenerme…escuchar la melodía de mi corazón y permitir que se produzca…Gracias Xavi por recordarmelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *