La vigorexia, un trastorno silencioso

vigorexia2La vigorexia, en lineas generales la podemos definir como una obsesión por el cuerpo, una búsqueda del desarrollo muscular; formas físicas «ideales». Se manifiesta principalmente en hombres jóvenes con poca autoestima, obsesivos, controladores y que generalmente han sufrido algún tipo de discriminación social por su físico.

Ser adicto al alcohol por ejemplo, provoca problemas serios a nuestra salud, ser adicto al ejercicio, aunque pueda parecer lo contrario, también puede comprometer la salud manifestándose en estrés, cardiopatías y pérdida ósea.

Para el vicepresidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), Miguel del Valle, estas personas se ven sin musculatura, flácidos e intentan corregirlo mediante la práctica deportiva sin límites, sin tener en cuenta los riesgos que conlleva.

La OMS no la contempla como enfermedad aún en su conjunto, pero si en sus variantes como pueden ser el caso de anorexia, bulimia nerviosas, trastornos dismórficos, etc. Suele darse con mas frecuencia en los hombres.

La vigorexia se puede agrupar en dos perfiles de personas. Individuos que por su trabajo necesitan un cuerpo musculoso, como pueden ser guardias de seguridad, strippers, deportistas profesionales, etc; y luego se manifiesta en personas con problemas psicológicos o motivados por la apariencia estética.

Es realmente preocupante que la linea entre estos perfiles de personas sea muy delgada o inexistente. Por ejemplo, un fisicoculturista que se prepara para competir entrena durante años realizando un entrenamiento especifico, disciplinario, variado, rigurosamente controlado y acompañado de un estilo de vida ajustado a ese entrenamiento (dieta y alejado de anabolizantes). Vive para ello.

El perfil que se mueve por la obsesión en la apariencia, pretende conseguir el mismo estado físico teniendo un estilo de vida fuera del de un deportista y mayoritariamente con «atajos», como mencionaba antes, el uso de anabolizantes. Se estima que en los gimnasios mas de un 20% de personas los utilizan.

Los anabolizantes son utilizados para aumentar el volumen muscular y para incrementar la capacidad de almacenamiento de energía pero el cuerpo no esta diseñado para procesar esta hormona en grandes cantidades y como consecuencia esto puede causar la esterilidad, fallos renales, taquicardia e incluso la muerte.

También se obsesionan con su dieta haciéndola casi exclusiva de proteínas y algunos carbohidratos, arroz, pasta, pollo, pavo, atún, lácteos desnatados, eliminando las grasas para poder obtener mas masa muscular.

¿Cuales son los síntomas que con frecuencia se presentan ante un vigorexico/a?:

  • La falta de control, tener ganas de correr una maratón cada día. El descanso forma parte del entrenamiento, entrena de manera inteligente.
  • Sesiones interminables hacen que pases horas en el gimnasio. Mas no es mejor.
  • Si no poder ir un dia al gimnasio es motivo de ansiedad y/o mal humor e incluso tener el sentimiento de culpa es un claro ejemplo de adicción.
  •  Si tienes la necesidad de llegar a niveles extremos físicamente. Hay una gran diferencia entre el progreso de una rutina de ejercicios a llegar a niveles muy altos para sentirte desafiado.
  • Si no encuentras tiempo para quedar con amigos y/o familiares porque debes entrenar.
  • No ver el limite, si te sientes cansado/a y con dolor físico pero aun así sigues entrenando.
  • Falta de sueño, el exceso de ejercicio provoca insomnio, en contraportada a unos niveles de ejercicio saludable que ayudan a dormir bien.
  • La frecuencia cardíaca elevada en actividades moderadas o incluso en reposo, puede deberse al sobreentrenamiento.

Vivimos en una sociedad que tiene como características valores sociales basados en la imagen. La publicidad y el culto al cuerpo distorsionan la realidad, por lo tanto es importante la educación en el colegio, los padres y nosotros; los técnicos deportivos en contrarrestar los estereotipos y la obsesión por la perfección.

Escrito por Diego Pérez

Diego Pérez

Entrenador personal.
Técnico en musculación, fitness y actividades dirigidas.
Instructor del método Pilates Matwork.

Un comentario de “La vigorexia, un trastorno silencioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *