¿La serotonina da la felicidad?

Podemos presentar la serotonina como un neurotransmisor que a dosis altas produce un efecto de inmensa felicidad y sin embargo, en dosis bajas, produce estados de agresividad, estrés y depresión.

¿Porqué es tan importante la serotonina?

Es uno de los neurotransmisores más implicados en diversas enfermedades mentales. Se ha relacionado con problemas de agresividad, emocionales, TCA, entre otros. Actúa en diversas partes de nuestro cerebro llevando a cabo actividades reguladoras del apetito, equilibrando el deseo sexual, mejorando funciones cognitivas, temperatura corporal, sueño, etc.

Las personas afectadas por trastornos alimentarios parten de un déficit en la serotonina cosa que puede afectar a su estado de ánimo, regulación de su ingesta y baja calidad del sueño. Toda esta sintomatología (entre otra) se puede relacionar con una baja autoestima y sintomatología depresiva. Es por eso, que los trastornos alimentarios suelen estar relacionados con la depresión.

 ¿Podemos estar predispuestos genéticamente a una baja serotonina?

Partimos de la base dónde hay un déficit en el funcionamiento de la serotonina y un alelo de los genes corto. El gen transportador de la serotonina puede tener varios polimorfismos (o formas de éste): la forma corta o la forma larga. Cuando el alelo corto es dominante (se heredan dos alelos cortos de los padres) hay una disminución en el transporte de serotonina, lo que da lugar a una peor respuesta en eventos estresantes. En cambio, cuando el alelo largo es dominante, hay una mejora en el transporte de serotonina en las sinapsis produciendo una mejora de la respuesta a eventos estresantes. Por lo tanto, tener un alelo u otro nos puede predisponer en mayor o menor medida a tener depresión o una respuesta desadaptativa ante las exigencias del ambiente.

El hipocampo es una zona de nuestro celebro encargada de la memoria y las emociones. Esta también es una zona afectada por la falta de serotonina (ya sea genética o no). En este se produce la creación de nuevas neuronas (neurogénesis) que disminuye cuando hay una disminución de los niveles de serotonina. Esta falta de neurogénesis hipocampal produce síntomas depresivos y se ve empeorada por el estrés. Por eso, el tratamiento con antidepresivos estimula la aliberación de la serotonina aumentando el nivel del hipocampo y su neurogénesis. Esto produce una mejor respuesta ante situaciones estresantes.

El tratamiento para enfermedades relacionadas con falta de serotonina(sobretodo ansiedad y depresión) suele ser distinto dependiendo del problema de cada paciente. Unos de los tratamientos más usados en depresión son los IRSR que inhiben o impiden la recaptación de la serotonina del espacio sináptico, por lo tanto tiene más tiempo para actuar antes de ser reciclada.

Otros neurotransmisores como la dopamina tienen un papel importante en este tipo de enfermedades ya que los neurotransmisores se autoregulan entre ellos.

Hay maneras naturales de aumentar levemente los niveles de serotonina como pueden ser alimentos que contengan triptófano. Éste es un aminoácido (proteína) a partir del cual se consigue la serotonina y que nuestro cuerpo no fabrica, por lo tanto se puede conseguir a través de ciertos alimentos. Hay una lista bastante extensa y accesible, el más famoso es el antidepresivo natural conocido como ‘’chocolate’’. En esta lista aparece también el pescado azul, la carne roja y las legumbres entre otros.

Esto no significa que comer ciertos alimentos nos vayan a hacer más felices y que hemos encontrado la cura definitiva de la depresión mediante la serotonina, porque hay muchos mecanismos implicados en las diversas enfermedades mentales mencionadas anteriormente. Con este artículo pretendo acercarnos un poco más a la bioquímica y funcionamiento del cerebro para llegar a entender un poco más ‘’qué nos pasa por la cabeza’’ en determinados momentos. Eso sí, es importante no prescindir del chocolate, solo por si acaso.

Escrito por Cristina Pérez

Cristina Pérez

Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona con mención en clínica de adultos. Experiencia con pacientes con TCA y Hospital de Día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *