La importancia de entrenar nuestra mente

La importancia de entrenar nuestra mente reside en que las funciones cognitivas son los procesos que nos permiten llevar a cabo cualquier tarea.

Entre las principales funciones cognitivas se encuentran la atención, la percepción, la memoria y el lenguaje. Gracias a estas nos es posible recordar un número de teléfono, conducir, orientarnos en un espacio y cualquier otra acentrenartividad que se nos pueda ocurrir.

Es importante que entrenemos estas funciones cognitivas, como quien va al gimnasio para cuidar su cuerpo, de una manera regular. Desgraciadamente esta idea de cuidar la mente, igual que cuidamos el físico, parece no estar muy interiorizada en nuestra sociedad y el objetivo de este artículo es concienciar de la importancia del ejercicio mental a través de la estimulación cognitiva.

La estimulación cognitiva, que consiste en el entrenamiento de las funciones cognitivas, puede ser aplicada en cualquier persona, independientemente de su edad, ya que cualquiera de nosotros puede entrenar sus capacidades para ser más hábil o para mantenerlas intactas durante más tiempo. Los beneficios que obtenemos de esta son varios:

Puede que a cierta edad no consigamos evitar el desarrollo de una demencia por el hecho de entrenarnos mentalmente pero sí podemos retrasar su aparición y conseguir mantener nuestras capacidades intactas el mayor tiempo posible gracias a este entrenamiento. Con el deterioro cognitivo normal asociado a la edad tendrá el mismo efecto. Es decir, es una medida de prevención tanto del deterioro cognitivo normal como del patológico. Además, al entrenar estas funciones, mejoran los sentimientos de bienestar emocional y por lo tanto, se obtiene una mejora en la calidad de vida en general.

¿Cómo podemos realizar este entrenamiento? Muy sencillo, estas entrenar_2capacidades pueden ser ejercitadas a través de sopas de letras, conversaciones, crucigramas, sudokus, realización de resúmenes, lecturas, ejercicios de cálculo, copiar dibujos, intentar recordar eventos del pasado y un sinfín de actividades que además de ser de muy fácil acceso pueden ser muy variadas. Podemos encontrar este tipo de actividades tanto en internet, revistas, periódicos, etc. También existen los llamados “talleres de memoria” donde se brinda un espacio para entrenar de manera regular las funciones cognitivas a través de diferentes ejercicios y donde se aprenden y entrenan técnicas para memorizar más fácilmente.

Recuerda que el cerebro es cómo un músculo más y que si no lo cuidamos su deterioro será mucho más rápido que si dedicamos un breve espacio de tiempo cada día a entrenarlo.

Escrito por Ana Boned

Psicóloga en Centre de Psicologia Ara (Sabadell)
Terapia cognitivo conductual y breve
www.anabonedpsicologa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *