El camino hacia la autorrealización

La autorrealización es la necesidad psicológica más elevada de la persona, se encuentra en la cumbre de la pirámide de necesidades y cuando una persona satisface esta necesidad encuentra un sentido a la vida.

Como vimos en el anterior artículo, para poder llegar a esta cumbre de la pirámide, primero hemos de satisfacer las necesidades de los niveles inferiores (necesidades básicas, de seguridad y protección y sociales) y además desarrollar una autoestima positiva. Puede existir en la persona la necesidad de autorrealización a pesar de no tener cubiertas el resto de necesidades, pero las necesidades inferiores serán predominantes.

Abraham Maslow, creador de la pirámide de necesidades anteriormente nombrada, consideró como autorrealizados a un grupo de personajes históricos como Abraham Lincoln, Thomas Jefferson, Mahatma Gandhi, Albert Einstein, etc… estudió a estos personajes y observó qué tenían en común, encontró las siguientes características, que definirían a la persona autorrealizada:

  • Tenían necesidad de privacidad y se sentían cómodos en esta situación.
  • Eran independientes de la cultura y del entorno dominantes, y se guiaban más por las experiencias y los propios juicios.
  • Eran resistentes a la enculturación, ya que no eran susceptibles a la presión social, eran inconformistas.
  • Tenían sentido del humor no hostil, que los hacia preferir las bromas de si mismos o de la condición humana.
  • Tenían buena aceptación de si mismos y de los otros, tal como eran; no eran pretenciosos ni artificiales.
  • Manifestaban frescor en la apreciación, eran creativos, inventivos y originales.
  • Tenían tendencia a vivir con más intensidad las experiencias que el resto de la humanidad.

La vida nos impulsa a seguir el camino hacia la autorrealización, a través de crearnos esa necesidad, a lo largo de nuestras experiencias, nos vamos encontrando diversas dificultades que nos barran el paso de ese camino, que desvían nuestra atención, podemos tener miedos, inseguridades, condicionantes del entorno, de la cultura, etc… toda una serie de dificultades que nos hacen sentir perdidos y deprimidos.

Es difícil encontrar el sentido a una vida vivida inmersos en los problemas del día a día, estos problemas crean una burbuja alrededor nuestro que nos impide crecer, que nos hace acomodarnos pensando que la vida es sufrimiento y que no hay nada que hacer para cambiar. Nos acostumbramos a un día a día abarrotado de acciones que no tienen un sentido real para nosotros, actuamos por inercia, porque todo el mundo vive así y cada vez cuesta más salir de nuestra burbuja o zona de confort.

Romper con esa rutina sin sentido es posible, pues, hemos visto, que las personas que han logrado encontrar ese sentido a la vida han vencido todas esas dificultades, todas sus rutina, sus miedos e inseguridades y han mostrado que no tienen miedo a mostrarse como son, que no tienen miedo a la intimidad, que creen en ellos mismos y en sus propios juicios y que son creativos y viven intensamente. Podemos usar este aprendizaje para nosotros mismos pues la necesidad de autorrealización la tenemos todos y  deberíamos emprender ese camino que otros hicieron antes que nosotros, su camino puede ser nuestra guía.

 

Escrito por Rosa Domingo

Rosa Domingo

Psicóloga clínica
Licenciada en psicología y psicopedagogía
Máster en psicología clínica cognitivo-conductual

2 comentarios de “El camino hacia la autorrealización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *