Cuando la unión hace la fuerza

rafting-293542_640

Hoy, voy a hablar de un aspecto clave y fundamental en el desarrollo social y afectivo de una persona. Se trata de un concepto generador de fenómenos tanto a nivel intrapersonal como a nivel social.menos gustaría centrarme, sobretodo, en la etapa infantil y las implicaciones en la educación, así que optaremos por una visión desde la Psicologia Educativa. Espero que, al final de este artículo podáis observar los beneficios que aporta un equipo de trabajo en el niño, y, si sois maestros, podáis aplicar algunas técnicas y estrategias e incluirlas en el currículum escolar.

Pequeños antecedentes

Antes de empezar, me gustaría puntualizar que, a lo largo del tiempo siempre se le ha dado mayor importancia a la interacción entre profesor-alumno que a la misma interacción entre iguales. Todo esto, afortunadamente, con la llegada del constructivismo, cambió y se le empezó a otorgar relevancia a los efectos e implicaciones de las relaciones entre compañeros. Dichas implicaciones tienen que ver con el aprendizaje y el desarrollo de capacidades y competencias que son el objetivo final de un buen proceso de aprendizaje.

Implicaciones del trabajo en equipo en el desarrollo social del niño

Varias son los efectos que provoca el trabajar en equipo:

  • Ayuda al proceso de socialización tan indispensable para un desarrollo ético-moral, afectivo y social sano
  • Ayuda a adquirir ciertas competencias y habilidades sociales para la aplicación de estas en situaciones pertinentes
  • Promueve un control de los impulsos agresivos
  • Relativiza los puntos de vista diferentes causados por situaciones en las que se deben tomar decisiones
  • Incrementa las aspiraciones personales del niño y (muy importante) el rendimiento académico.
  • Por último, pero no por ello menos importante, potencia el equilibrio emocional

Desde el punto de vista escolar, es necesario incorporar actividades que posibiliten trabajar en equipo ya que tener a todos los alumnos en un mismo aula no es necesario, deben INTERACTUAR.

¿Qué podemos hacer?

Muchos autores han propuesto 3 estructuras o tipos de actividad que pueden ayudar a alcanzar los objetivos/beneficios anteriores: Trabajos cooperativos, competitivos y/o individualistas. Como podemos esperar, los cooperativos obtienen mejores resultados a niveles de:

  1. Relaciones sociales
  2. Mejora de autoestima
  3. Rendimiento escolar y productividad

La colaboración entre iguales, las tutorias entre alumnos, etc. son idóneas para ciertos tipos de aprendizaje. Por ejemplo, la colaboración sería apropiada para el descubrimiento de nuevas relaciones y desarrollo de habilidades.

Un efecto muy curioso e importante es el del conflicto sociocognitivo que pone de manifiesto la importancia de la existencia de diferentes puntos de vista entorno a una tarea y que resulta un factor determinante en el progreso intelectual del niño. El hecho de poseer diferentes puntos de vista, compartirlos con tu equipo, observar las divergencias, etc. crea un conflicto interno que mueve a reestructurar los propios planteamientos, ideas y esquemas previos, favoreciendo el desarrollo del intelecto.

Ademas, promueve la flexibilidad, la tolerancia y el autocontrol cuando se dan diferentes opiniones lo que causa modificar, ceder, o anteponer de manera asertiva nuestro punto de vista con el objetivo de llegar a un consenso que promueva la solución más adecuada en cuanto a la actividad propuesta

Por tanto, y concluyendo, el trabajo en equipo es verdaderamente importante en el desarrollo del niño, dotándole de capacidades (ya antes comentadas) que le ayuden a desenvolverse en el mundo social donde vivimos de la manera más funcional posible. Dotar de estrategias a través de actividades cooperativas y de colaboración en el aula, es muy enriquecedor tanto para el alumno como para el profesor.

Escrito por Vanessa Belmonte

Vanessa Belmonte

Psicóloga clínica.
Especialista en psicooncología, en tratamiento psicológico para el colon irritable y trastornos alimentarios.

Psicóloga de AACICAT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *