Cuando el miedo manda: Agorafobia

¿Que sería de tu vida si un día te despertaras con miedo a salir de casa?, la agorafobia es un trastorno de ansiedad que consiste en el miedo a los lugares dónde no se puede recibir ayuda por temor a sufrir una crisis de pánico.

Lejos quedan las teoNuevaimagenrías de Charles Darwin que nos decían que el miedo nos prepara el organismo para la actuación, en una sociedad completamente desnaturalizada nuestras emociones también son sacadas de contexto, las personas acumulamos stress crónico, nuestro sistema se satura, se desencadena un mecanismo biológico de defensa en un momento inadecuado que nos lleva al descontrol.

La repentina aparición de sensaciones como taquicardia, sudoración, falta de aire, mareo, la persona las interpreta pensando que le va a suceder algo terrible  tiene miedo de hacer el ridículo, desmayarse, tener un infarto perder el control, de morirse, se crea un círculo vicioso entre las sensaciones y los pensamientos, llevando a la persona a escapar de la situación temida, la persona empieza a realizar conductas de evitación o escape intenta tomar así el control de la situación.

Nada más lejos de la realidad, estas conductas producen alivio a corto plazo pero agrandan y alargan el problema, las conductas de evitación son la trampa de la ansiedad, al sentir alivio las realizará de forma más frecuente, cada vez caeremos más en la trampa y hago más grande el problema ya que en esta secuencia del pánico aprendemos lo que es tener miedo al miedo,  nos crea mucha ansiedad que volvamos a tener un ataque de pánico, el miedo se va generalizando a más situaciones en las que anticipamos que volvamos a tener un ataque, ni siquiera es necesario exponerse ya que empezamos a evitar los sitios que nos producen malestar, el miedo toma el poder y a medida que vamos evitando lugares y sentimos alivio se va generalizando, si no tratamos esta ansiedad se puede generalizar tanto que acaba convirtiéndose en un problema tal  que llegas a no poder salir de casa.

La agorafobia es muy deteriorante  para la persona, por lo general se suele crear una gran dependencia con lo que les rodea y la problemática tiende a ser cada vez más incapacitante, si se han tenido ataques de pánico repentinos, la persona deseará estar en un sitio a salvo o al menos con una persona segura que sepa lo que está experimentando cuando sufre un ataque, de modo que la puedan llevar pronto a un hospital o por lo menos a su habitación, el hogar  por lo común es un sitio seguro . se sabe que la ansiedad disminuye si la persona con agorafobia considera que un sitio o una persona son “seguros”.

Normalmente las personas que sufren agorafoagorafobia-620x350bia son personas con predisposición a responder de forma excesiva ante las situaciones estresantes, una mayor disposición a admitir miedos, un mayor nivel de rasgo de ansiedad, el estereotipo de los roles sexuales, factores hormonales o predisposición biológica.

La edad de inicio ronda los 28 años con una frecuencia de un 4% de la población tratándose de uno de los trastornos de ansiedad con mayor incidencia en la población general. Se suele dar más en mujeres que en hombres.

La terapia estrella para tratar el problema es la exposición, se trata de someter a la persona a una exposición gradual a las situaciones que le provocan ansiedad, el objetivo no es acabar totalmente con el sufrimiento, sino que la persona sea capaz de aceptar el sufrimiento inevitable y que evite luchar contra el porqué si lucha, se va a causar una ansiedad mucho mayor, la cual constituye el miedo de la agorafobia.

Al principio parece un procedimiento duro y imposible, pero cuando entra en el proceso de adaptación, rápidamente se da cuenta de que es el camino correcto, aprende a enfrentarse al miedo.

Junto con la exposición otras terapias cognitivo-conductuales utilizadas son las técnicas de relajación y de respiración que ayudan a reducir la ansiedad.

Las Terapias Cognitivas están más centradas en trabajar las cogniciones erróneas e irracionales del paciente, a través de un diálogo con el terapeuta se intenta investigar de un modo más o menos estructurado la verdad y el valor de los pensamientos de la persona. Entre los pensamientos irracionales más comunes dentro de la Agorafobia encontramos: “me voy a morir”, “voy a asfixiarme”, “me va a dar un ataque al corazón”, “voy a perder el control”.

Otras técnicas utilizadas son las terapias de Estrategia de atención plena, con origen en la meditación budista y definidas por su creador, Jon Kabat-Zinn como la “atención momento a momento a la experiencia presente, sin hacer juicios y con una actitud de aceptación” con esta técnica se Busca conseguir una conciencia relajada y no juiciosa de los pensamientos, sensaciones y emociones. Conocer que ocurre dentro de nosotros momento a momento. Nos permite separarnos de nuestros pensamientos por un momento para reconocerlos y evaluar nuestros patrones. Es muy importante centrarse en el aquí y el ahora. Se trata de una atención plena al momento presente y nada más.

Cómo conclusión decir, que mientras que parecería que si sufrimos, nuestro primer objetivo ha de ser obligatoriamente acabar con ese sufrimiento para poder ser felices y llevar una vida plena, las leyes que rigen el sufrimiento psicológico indican que es enfrentándose a lo que se teme, incluidas las propias sensaciones, cómo se consigue alcanzar una vida con sentido y feliz. Deberíamos simplificar un poco más la vida, se vende una imagen de éxito que no corresponde con la serenidad interior, buscar tiempo para ser nosotros y no tapar nuestras inseguridades y nuestros problemas con dedicarnos a hacer un sinfín de cosas, aceptar lo que nos rodea tal y cómo es ,sin grandes expectativas ni tantas obligaciones.

Escrito por Xavi Hernández

Xavi Hernández

Licenciado en psicología
Trabajo en rehabilitación e integración social de personas con enfermedad mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *