Buscando la intención positiva

Siguiendo en el terreno de la Programación Neurolingüistica y de la Terapia Breve, más teniendo en cuenta el anterior artículo “el mapa no es el territorio”, veo interesante presentaros otro concepto puntal dentro de esta filosofía: “Toda conducta, todo comportamiento, tiene una intención positiva“.

De entrada, es interesante entender que un comportamiento o conducta es algo perceptible, observable desde nuestro sistema sensorial. Vemos el comportamiento y, de acuerdo a nuestra forma de interpretar esa realidad (o según nuestro mapa) le damos un significado o valor. La intención positiva podríamos definirla como el trasfondo de esta conducta, con la que su consecución la persona obtiene algo ya sea para ella o para su entorno: ya sea mejorar la calidad de vida, subir su autoestima

opcionesOtro concepto que habría que tener claro es que las personas toman las mejores opciones dadas sus posibilidades y capacidades que perciben como disponibles a partir de su modelo de mundo. Cualquier comportamiento por desajustado que nos pueda parecer (en nuestro mapa, por supuesto) es la mejor opción disponible para la persona en un momento dado, de acuerdo claro está con su modelo.

Llegados a éste punto, se puede comprender y incluso compartir lo comentado. Si nos ponemos en el caso de un padre desesperado que mata a su hijo y se suicida acto seguido. ¿Lo seguimos viendo así después de lo explicado? La respuesta podría ser no, o tal vez si: el comportamiento ha sido la mejor opción del padre y posiblemente su intención podría haber sido no permitir que su hijo creciera en un mundo así de injusto según él ha experimentado, por lo que la mejor salida para no sufrir estaba en la elección escogida.

Que no se malinterprete: el comportamiento ha sido negativo y posiblemente la mayoría de nosotros nunca la habría tomado como opción, pero a pesar de ello, no quita que la intención haya sido positiva, puesto que quería proteger a su hijo.

Buscar las intenciones positivas de otros comportamientos es algo muy trabajado en la formación de PNL, puesto que nos permite ampliar nuestra forma de ver la vida y sobretodo, nos genera un mayor entendimiento y aceptación de los comportamientos ajenos, además de los propios.

Escrito por Hector

Hector

Psicólogo formado en terapia Cognitivo-Conductual, PNL y Terapia breve
Consulta en Sabadell, Sant Cugat y Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *