Arteterapia para trabajar el duelo. “Más allá de los sueños”.

“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una compresión de la vida que nos llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada. Elizabeth Kubler-Ross

Arteterapia Hephaisto

La doctora Ross estaba especializada en el trato con personas moribundas, trabajaba mano a mano con la muerte, y desde su acompañamiento en el tránsito final, nos compartía algo evidente que parecemos olvidar a menudo: “..la gente bella no surge de la nada.”, los momentos dolorosos que atravesamos son también parte de nuestro crecimiento.

A lo largo de la vida vivimos  pérdidas con las que nos vamos forjando y convirtiendo en las personas que somos.  Poder elaborar cada una de ellas, a nuestro ritmo, con apoyo y respeto, es un indicador de salud. Nunca es tarde para prestar atención a esa herida que quedó sin curar y hoy sigue doliendo. De esto trata la película que os proponemos.

(Advertencia:El presente artículo contiene una interpretación personal sobre el desarrollo completo de la película.)

23p94742022

La película Más allá de los sueños (What Dreams May Come, 1998), nos muestra el recorrido de Chris Nielson (Robin Williams) para aceptar su propia muerte y con ella todas las heridas que había dejado abiertas.

En el film se muestra cómo el protagonista realiza un viaje simbólico a través de la fantasía para llegar a integrar el cambio que sufre. Obviamente se trata de un recorrido que no sabemos si será así tras nuestra muerte pero que en la vida real también se da.

De la mano de diferentes personajes y recursos va elaborando su propia pérdida y los acontecimientos pendientes en su vida, usando para ello la expresión y simbolización, las pinturas, los guías ficticios, las escenas no resueltas en las que toma partido, … es decir, se desarrolla un proceso de cambio en la compañía de personas que representan un vínculo seguro (terapeuta) y se usan lenguajes expresivos (artísticos) que permiten integrar de un modo seguro hechos y emociones pendientes de exteriorizar. Esta es la definición de un proceso arteterapéutico.

La pintura es el primero de los medios expresivos, a través de ella rememora la relación con su esposa (pintora) y descubre cómo lo que imaginaban que sería el futuro es ahora el presente, su vivencia. Al ser pintura con cada paso suyo va cambiando, mostrando lo que es su realidad y lo que puede asumir, su cuerpo es una herramienta para expresar en movimiento. Su propia interpretación de las imágenes que crea también le aportan información sobre sus deseos y necesidades.

imf

Al igual que en una sesión de arteterapia, se usan las imágenes o situaciones propias como punto de partida para hacer un viaje al mundo simbólico de la persona, que está   acompañada por una profesional que observa, guía y sostiene la situación que puede desencadenarse.

La seguridad de estar elaborando el contenido en un lenguaje no verbal permite a cada persona expresar sin juicio su vivencia, transformarla y permitir que avance. Con este movimiento, a priori inconsciente, se abren puertas y se van desmontando defensas que a nivel consciente nos mantienen anclados a veces a hechos que no podemos cambiar sino integrar.

A lo largo de la cinta el doctor encuentra a diferentes personajes que le acompañan en el tránsito. Estos acompañantes son representaciones simbólicas de las personas importantes en su vida con las que necesita realizar un cierre o despedida, para avanzar en su propia proceso.

Ante la necesidad de elaborar finales para eventos inconclusos en la realidad, el inconsciente y la expresión artística-creativa nos permiten simbolizarlos y liberarnos, ésta es una de las bases del proceso que se desarrolla en arteterapia.

En Más allá de los sueños, aparecen los hijos del protagonista, fallecidos anteriormente en un accidente de tráfico, como dos personajes con los que se reconcilia. Son creados por la propia imaginación del protagonista, su inconsciente, como en los sueños, elabora a partir de imágenes y sensaciones reales una realidad que permite a la persona integrar información relevante a un nivel que muchas veces no podemos racionalizar.

Bajo un personaje que encarna los deseos que el padre tenía sobre el hijo, que llegara a ser un gran profesional, consigue expresarle su amor incondicional y ajeno a los logros externos. También la hija es representada por una imagen conocida para él, una mujer asiática, que le ayuda a entrar en un mundo de fantasía donde todo es posible y cada uno puede crear el espacio que necesita para continuar avanzando.

A través de estos encuentros, va avanzando en su  viaje simbólico y finalmente busca el modo de poder ayudar a su mujer a no rendirse. De este modo vuelve a usar la imagen de ella para resolver su propia necesidad de lucha e integración para sentirse en paz. Esta fase es representada como un pasaje a los infiernos, a las sombras del propio personaje principal que viaja por un mundo oculto y negado, lleno de temores.

La presencia de sus asistentes internos le ayuda a dar el paso y atravesar la zona más oscura, al igual que en un proceso terapéutico, la adquisición de nuevas herramientas permite afrontar de forma diferente las situaciones en las que queremos obtener diferentes resultados.

“Más allá de los sueños” es un canto a la muerte entendida como un cambio, una representación exquisita del proceso de elaboración de la pérdida, que es algo que vivimos constantemente en mayor o menor medida, y que sustenta nuestro crecimiento. Podría ser perfectamente una memoria de un proceso arteterapéutico. Usa el simbolismo de la expresión artística para ayudar a integrar la información inaccesible  a nuestro raciocinio, para encontrar otros caminos cuando ya no entendemos.

Somos los que somos porque continuamente estamos perdiendo y ganando, a pesar de las heridas, como dice el poeta Rumi: “La herida es el lugar por donde la luz entra”

 

Escrito por María Sanz Arteterapia Hephaisto

María Sanz Arteterapia Hephaisto

Mi trayectoria profesional nace en el campo de la educación social, trabajando en proyectos que tienen como objetivo el acompañamiento a personas en situaciones difíciles, principalmente pertenecientes a colectivos excluidos.
Con el paso de los años apuesto por hacer este acompañamiento terapéutico a cualquier persona, sin etiquetar ni juzgar, desde la creencia de que todos poseemos las capacidades para cambiar y mejorar nuestra forma de desenvolvernos, sólo necesitamos encontrar el espacio, el tiempo y la compañía adecuada para ello.
Estoy formada en Educación Social, Orientación Laboral, Adicciones, Mediación y soy alumna de la Escuela Hephaisto, Arteterapia Integración Creadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *